Tiempo de campamentos!

27

Jun

Tiempo de campamentos!

     
Categoría : Marketing

Llegó la época más esperada del año; las vacaciones de verano. Época de descanso, diversión, días más largos, buen clima, tiempo libre…

L@s niñ@s han terminado el colegio, y una de las principales preocupaciones de los padres es saber cuál es la mejor opción para que estos disfruten y se diviertan durante el verano.

Durante el periodo escolar, l@s niñ@s aprenden y realizan actividades dirigidas a su desarrollo, pero con la llegada del verano este aprendizaje suele quedarse parado. Si estás buscando que tus hij@s se diviertan, a la vez que perfeccionen sus habilidades y aprenden nuevos valores, la mejor opción es apuntarlo a un campamento. ¡Son muchísimas las ventajas!

En este nuevo blog te explicaremos algunos beneficios y todo lo que necesitas tener en cuenta para que tu peque vaya bien preparado.

Amistades

Como hemos dicho antes, son muchísimos los beneficios que aporta ir a un campamento de verano. Entre ellos, l@s niñ@s tienen la oportunidad de interactuar con chicos y chicas de su edad más allá de los compañeros de colegio y de disfrutar de momentos inolvidables.

Los campamentos no están focalizados al rendimiento académico, sino a fomentar la relación en grupo y la convivencia. Estos proporcionan el entorno perfecto para que los pequeños asuman riesgos sociales.

A través de las diferentes actividades se llegan a crear vínculos increíbles, creando amistades afectivas, intensas y duraderas. Seguro que recuerdas con una sonrisa alguna gran amistad que empezó en alguna convivencia de verano.

Desconexión de la tecnología

No es ninguna novedad saber que a día de hoy son muchos l@s niñ@s que pasan la mayoría de su tiempo delante las pantallas. No tan solo por las redes sociales, juegos o aplicaciones, sino también para estudiar o trabajar. Varios estudios afirman que hay un problema creciente de adicción a los dispositivos.

Muchos campamentos, además de prohibir el uso de dispositivos electrónicos, proporcionan una rutina diaria donde deben levantarse temprano, hacer actividad física, tienen comidas regulares, tiempo libre..

En las diferentes actividades los niños podrán tocar, mirar, experimentar con los diferentes elementos que los rodean. ¡Desconexión total de la tecnología!

Control y confianza

Otro de los beneficios de las convivencias es que ayuda a que los niños salgan de su zona de confort. Están lejos de papa y mamá, y en muchas ocasiones deben reconocer, comprender y controlar las emociones.

A través de las actividades, estos desarrollan destrezas y aprenden nuevas habilidades que son perfectamente aplicables a la vida diaria. Además de aprender a relacionarse y conectar con los demás.

Mini pack de colonias

Hay una gran variedad de ofertas de campamentos que se adaptan a los gustos de cada niñ@; campamentos de montaña, de playa, de deporte, de arte, musicales.. etc. Pero una vez escogido ha llegado el momento de preparar bien las mochilas para no dejarnos nada.

El calor y las actividades en verano hace que nuestro cuerpo pierda agua y nos deshidratemos. Es por eso que es muy importante que los pequeños beban mucha agua y continúen comiendo bien. Una correcta hidratación y alimentación hace que el organismo funcione de una manera más correcta.

Las botellas y bolsas isotérmicas de la marca Milan son la perfecta solución para mantener los alimentos a la temperatura necesaria, ya que estas conservan el calor de un alimento cocinado, pero también ayudan a transportar alimentos y bebidas a temperaturas frescas.

Una libreta y un bolígrafo también es algo esencial que tiene que estar en toda mochila. Es interesante hacer que los peques traigan un pequeño diario para así poder apuntar todas sus vivencias y anécdotas. Si tu hij@ es muy travieso y social, ponle algún sobre y algunos papeles de colores para que así pueda escribir notas a sus compañeros. Si es muy artista, ponle un blog de dibujo y colores para que así se entretenga en los tiempos libres.

Tiempo de campamentos!

Ir de campamentos es una buena forma de que los más pequeños de la casa estén haciendo actividades y que se diviertan a la vez. Este es mucho mejor plan que estar todo el día en casa con la consola y sin relacionarse fuera de pantallas. Aprender, relacionarse, cooperar… un campamento es mucho más que un lugar de entretenimiento.

Es una experiencia que no se olvida.